Manifestación de fe en los distintos sectores de Calama como también en los poblados del interior marcaron la jornada dominical.

Con gran devoción los fieles de la provincia El Loa concurrieron a sus templos y espacios habilitados para la ocasión y celebrar el Domingo de Ramos con el que se da inicio a los oficios religiosos por Semana Santa.

En la Plaza 23 de marzo la parroquia San Juan Bautista organizó como es tradicional la Misa por Domingo de Ramos, permitiendo la participación de un mayor número de fieles que llegaron con sus ramos para declarar su fidelidad a Cristo y al mensaje de salvación que trae para la humanidad.

El obispo Tomás Carrasco presidió la eucaristía de mediodía, oportunidad en que destacó la importancia de la Semana Santa como una semana especial en la vida cristiana, en la que se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Monseñor destacó el simbolismo de la entrada de Jesús a Jerusalén, mostrando cómo Jesús, a pesar de su grandeza, entra humildemente en la ciudad montado en un burro, simbolizando con ello su entrada a la vida de cada creyente.

El obispo mencionó que Jesucristo revela su identidad como el Mesías y su misión de dar la vida en rescate por todos los hombres. Subraya que Cristo se entregó a sí mismo para salvar a la humanidad, mostrando así su amor y sacrificio.

Asimismo, hizo un llamado a vivir la Semana Santa de manera diferente, y auténticamente cristiana, enfocándose en la oración, la reflexión y el acompañamiento a Cristo en su pasión, en lugar de seguir las prácticas comerciales del mundo que nos va a invitar esta semana a comprar, a ir al mercado y a comer lo que quizás no has comido durante tanto tiempo. “No, eso lo hacen los paganos, y el paganismo hoy día nos ha predicado que hay que comprar mucho. Que tenemos que comprar pescado para celebrar Semana Santa. No, eso lo hacen los paganos, los cristianos, católicos como ustedes, convencidos y capaces de mirar más allá viven cristianamente como Jesucristo la viviría. ¿Y qué hizo Jesucristo?, nos dice velen, velen para que no caigan en tentación. Velemos esta semana en oración, acompañemos a Cristo en oración, entremos al Huerto de los Olivos y estemos en oración con Él. Y no nos metamos en esta prédica del mundo”.

También el obispo, respecto de los ramos que se bendicen en esta celebración indicó que “No es un amuleto, sino recordar que el Rey del Universo lo he ido a alabar, he ido a adorar a ese Rey, y este ramo que tendré en mi casa será la presencia del Rey de Reyes.”

Finalmente, el pastor de la Iglesia de Calama subrayó “Hagamos una Semana Santa, no porque lo dice una palabra, sino porque nuestra vida quiere ser distinta, quiere ser y desea ser una vida cristiana.”

Compartir:

administrator